Lectoras a pesar de todo

María Pacheco

Vespucci, Bartolomeo

 

Nota eorum quae in hoc libro continentur. Oratio de laudibus Astrologiae habita a Bartholomeo Vespucio...-- Venecia :  Ioannes Baptista y  Bernardinus Rubeus, 1508.

Res.259 Anotación manuscrita: "Fue de Doña María Pacheco"

 

Aunque María Pacheco (1497-1531) había nacido en Granada, se casó con Juan Padilla, un hidalgo toledano, con quien estableció su residencia en Toledo. María había sido educada en un ambiente culto: hablaba latín y griego y cultivaba la poesía y era gran conocedora de las Matemáticas, la Medicina, la Historia… Fernando Martínez Gil en su obra María Pacheco (1497-1531): la mujer valerosa, publicada por Almud, afirma que “las noticias sobre la existencia de esta obra las dio Francisco de Borja San Román en su artículo “Notas toledanas. Un libro que perteneció a doña María Pacheco…” y que “indudablemente el manuscrito de la inscripción que adjudica el libro a doña María Pacheco es de letra del siglo XVI”.

María Magdalena López Cabrejas

Nepveu, François (1639-1708)

 

Pensamientos o Reflexiones christianas, para todos los dias de el año / escritos por el Rdo. Padre Francisco Nepueu de la Compañia de Jesus ; y aora traducidas en castellano ... ; Tomo I.-- Barcelona : en la imprenta de Carlos Sapera y Jayme Osset ..., 1757.

4-17837 Ex-libris manuscrito de Dª María Magdalena López Cabrejas, 1806

María Magdalena López Cabrejas fue la esposa de Ramón Posada y Soto (1746-1815), quien tuvo, entre otros cargos, el de fiscal de Hacienda de la Audiencia de México.  El nieto de ambos, José María Pérez Caballero y Posada, -diputado y senador por Toledo-, donó su biblioteca al Instituto de Segunda Enseñanza de Toledo, que por diferentes motivos, acabó en la Biblioteca Provincial de Toledo. Entre esos libros estaban los papeles de su abuelo materno, una serie de manuscritos donde quedó plasmado su trabajo en América, y numerosos ejemplares con ex libris manuscrito de María Magdalena López Cabrejas.

Cabrejas

Olavide, Pablo de (1725-1803)

 

Poemas christianos, en que se exponen con sencille las verdades mas importantes de la Religion / por el autor del Evangelio en triunfo ; publicados por un amigo del autor.-- En Madrid : en la imprenta de Joseph Doblado, 1799.

4-13496 Ex-libris ms. de doña Maria Magdalena Lopez ... 1808

Mercedes Priede  Hevia (

Urabayen, Félix (1884-1943)


   Bajo los robles navarros / Félix Urabayen.-- Madrid : Espasa-Calpe, 1965.

MAL 7963 Dedicatoria ms de Mercedes de Urabayen a J. Malagón 

Nos encontramos aquí con una mujer que regala y dedica un libro. Mercedes Priede  Hevia (1892-1976) nació en Madrid, aunque pronto se trasladó a Toledo, ciudad en la que su familia regentaría el Gran Hotel Castilla. Fue la esposa de Félix Urabayen, escritor navarro afincado en Toledo. Ambos fueron profesores de la Escuela Normal de Magisterio de Toledo. Mercedes, culta y cosmopolita, fue la primera mujer profesora en esta institución, en la que enseñaba Física. El comienzo de la Guerra Civil supuso un duro golpe para el matrimonio. Según cuenta Juan José Fernández Delgado, ambos tuvieron que abandonar Toledo, trasladándose primero a Madrid y luego a Alicante. Él fue apresado en 1939, permaneció dieciocho meses en la cárcel y murió en 1943, víctima de un cáncer de pulmón. Mercedes siguió residiendo en Alicante, donde después de mucho tiempo, pudo volver a enseñar. Este ejemplar, primera edición de Bajo los robles navarros, de Félix Urabayen está dedicado por Mercedes Priede a Javier Malagón, quien también debió huir a causa de la Guerra Civil.

María de la Soledad Josefa Martínez

Barón y Arín, Jaime (1657-1734)

 

Luz de la fe y de la ley : entretenimiento christiano entre Desiderio y Electo ... / escrito por ... Fr. Jayme Baron y Arin ... de la Orden de Predicadores ; dividido en tres tomos ... ; tomo primero.-- Corregido y enmendado en esta ultima impression.-- En Madrid : en la imprenta y libreria de la viuda de Joseph Garcia Lanza, se hallaràn en dicha libreria ..., 1762.

12774 An. ms. "Del uso de Dª María de la Soledad Josefa Martínez"

Este ejemplar es solo una muestra de los muchos que se conservan en la colección que han sido leídos o atesorados por mujeres.

   Las mujeres, destinadas desde la Antigüedad al matrimonio, al cuidado del hogar y a la maternidad,  accedieron más tarde a la educación y a la lectura. Solo quienes ingresaban en un convento tenían cierto acceso al conocimiento, y  las mujeres nobles eran únicamente instruidas en temas de religión y moral cristiana, por lo que bien podemos imaginar las dificultades que han tenido desde siempre aquellas que han tenido inquietudes intelectuales y han pretendido disfrutar de la compañía de un buen libro.

   Si bien no consideramos la lectura un oficio como el de quien escribe, imprime o traduce, no queríamos terminar sin dejar constancia de la presencia de mujeres lectoras en la colección. Descubrir estos libros leídos y atesorados por mujeres ha sido posible gracias a los ex libris o marcas de propiedad que ellas mismas han dejado escritos en los ejemplares que les han pertenecido. En unos casos se trata de mujeres cuya identidad nos es bien conocida, en otros son mujeres anónimas quienes han trazado su nombre en las primeras páginas de estos libros. Todos ellos nos revelan un interés de la mujer por la lectura rompiendo a veces los moldes impuestos por su condición femenina.

Lectoras a pesar de todo